Archive for 4 enero 2019

dsc04826

Esta es una recapitulación del artículo de Christine Haynes que pueden revisar aquí, para todas aquellas que no leen en inglés.

En sú articulo Christine enumera 12 situaciones que debemos revisar mientras utilizamos nuestras cortadoras giratorias.

1. Recuerde: es una cuchilla muy filosa. Y es que al ser una herramienta que utilizamos tan a menudo se nos olvida lo peligrosa que puede llegar a ser. Es tan filosa como una cuchilla de afeitar, puede cortar hasta ocho capas de tela de algodón de una sola pasada, así que imagínese lo que le puede hacer a su dedo.

2. Usar la misma marca. En este punto no se deben hacer excepciones, a veces por ahorrarnos un poco de dinero compramos repuestos de cuhilla de otras marcas. Mala idea! Las cuchillas deben calzar perfectamente en su cortadora para trabajar de forma correcta y segura. El diseño de las hojas varía de marca a marca, así que siempre compre el tamaño y marca adecuado para su cortadora.

3. Considere el tamaño. En el mercado se puede encontrar una gran variedad de tamaños de cortadoras giratorias, cada una tiene su uso. Por ejemplo digamos que usted está trabajando en un proyecto pequeño, donde sus piezas no miden más de dos pulgadas; utilizar en este caso una cortadora grande es simplemente buscarse problemas. Igual sucede en caso contrario, utilizar una cortadora pequeña para cortar varias capas de tela hace que tengamos que hacer mucho más esfuerzo para cortar, pudiendo resultar en un resbalón y muchos problemas.

dsc04823

4. Utilice una regla. Siempre una regla que haya sido diseñada para cortar con cortadora, gruesa (de mínimo 1/8″), estable. Nuevamente, tendemos a confiarnos, y no cualquier regla puede ser utilizada con un cortadora. Las reglas que no son disañadas para este propósito pueden tener visel, lo que hace que sea muy fácil que la cuchilla suba sobre la regla y alcance nuestra mano.

5. Por debajo utilice una tabla de corte. No solo sirve para cuidar la superficie de su mesa, también alarga la vida de su cuchilla, además proporciona una superficie lisa y limpia en la que cortar evitando que la cuhilla se tope con algo, brinque y cause un accidente.

6. Corte alejándose de su cuerpo. Siempre, siempre, siempre! corte de frente y llevando la cuchilla hacia adelante, alejándose de su cuerpo. Nunca jale la cuchilla abierta hacia ud. creo que aquí no hace falta mayor expicación, verdad? Si necesita hacer más de un corte sin mover la regla puede utilizar una tabla de corte giratoria.

7. Corte estando de pie. Por más tentador que nos resulte cortar estando sentadas, no es una buena idea. El proceso de corte está diseñado para utilizar el peso de nuestro cuerpo para sujetar la regla y a la vez darle fuerza a la cuchilla para realizar un corte limpio. Estando de pie tenemos además, un mejor ángulo de visión sobre lo que estamos cortando permitiendo más seguridad y precisión.

8. Ciérrela!!! Mis alumnas no me dejan mentir, esto es algo en lo que siempre les hago incapié. Debemos acostumbrarnos a tener la cuchilla abierta únicamente para cortar. Para eso trae la cubierta. Se abre, se corta y se cierra. Punto. Dejar la cuchilla abierta sobre la mesa puede significar un corte en una mano, y Dios no permita que esa cuchilla se caiga, porque nuestro instinto es atravesar el pie!

9. Buen mantenimiento. Esto significa cambiar la cuchilla regularmente. Si ud tiene que ejercer una fuerza considerable sobre su cortadora para que haga su trabajo, probablemente necesite una cuchilla nueva.

10. Cambie la cuchilla con mucho cuidado. No sólo tenga cuidado en cuanto a la manipulación de las cuchillas, si no también en cómo volver a armar su cortadora. Fijese en el orden de las piezas y en la dirección. De lo contrario puede resultar en una cuchilla que se tambalea o que del todo no gira.

11. Deseche la cuchilla usada de forma segura. Jamás disponga su cuhilla así nada más. Asegúrese que al botar la cuchilla tenga su filo cubierto, aún mejor descartela en la caja plástica en la que venía su cuchilla nueva.

12. Guarde su cuchilla adecuadamente. Lejos del alcance de niños, mascotas o personas que no sepan de la peligrosidad de esta herramienta.

A estos doce puntos yo agregaría un par de cosas más.

13. Orden. Mantener lo estrictamente necesario en el área de corte, y esto sería la tela con la que estamos trabajando, la cortadora y una regla. Cualquier otra cosa sobre nuestra superficie de corte puede causar un accidente, que la cuchilla se resvale, que choque contra algo, que corte otra cosa o que nos cortemos a nosotras mismas.

14. Enfoque. Estar muy atentas a lo que estamos haciendo mientras tenemos la cortadora en nuestras manos. Una vez leí una historia aterradora de una quiltera que se puso a conversar mientras tenía la cortadora abierta en su mano, en un momento de distracción se pasó su mano por el cabello queriendo acomodarlo y lo que consiguió fué un corte en su cuero cabelludo que la llevó al hospital para recibir unas cuantas puntadas. Estoy segura que ninguna de nosotras quiere eso.

15. Agarre. Nuestra cortadora es una pieza de diseño muy bien pensada, no sólo para hacer su trabajo de la forma más eficiente, si no también para no causarnos lesiones, pero hay que seguir algunos lineamientos. Uno de esos es la forma de agarrar la cortadora, ésta debe ser una extención de nuestra mano. El dedo índice debe colocarse sobre la textura que tiene la cortadora sobre la cuchilla, permitiéndonos ejercer un poco de presión sobre ésta. El resto de la mano debe estar sosteniendo el puño de la cortadora. Espero que puedan ver la diferencia en las imágenes: la de la izquierda es la forma correcta.

Espero que este intento de traducción les sea de utilidad y pongan cada uno de estos puntos en práctica para no tener que lamentar ningún accidente.

Read Full Post »